Funcional

Cargar con una maleta muy pesada, esprintar para no perder el autobús, agacharse correctamente para recoger algo del suelo, estar de pie todo el día durante una larga jornada de trabajo... El ser humano necesita ser funcional para afrontar con eficacia los retos del día a día.

El entrenamiento funcional surge precisamente para mejorar nuestra capacidad motriz, implicando al cuerpo humano en su totalidad, poniendo el énfasis en la mejora del patrón de movimiento, coordinación y equilibrio, con el objetivo de hacernos más eficientes y capaces para afrontar las necesidades físicas cotidianas.

Reproducir video acerca de ejercicios de sistema neumatico